ÍndiceÍndice  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Historia de Amroth

Ir abajo 
AutorMensaje
Maxmetal
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 417
Edad : 29
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Historia de Amroth   Lun Feb 09, 2009 10:17 pm

Ciertamente "Amroth" sera mi Pj para las partidas del Señor de los Anillos.
Y tambien quiero agradecer y felicitar al Drow por el mega arreglo que le hizo a mi historia, Que eres Drow? escritor o algo? por que de verdad que me encanto de sobremanera como dejaste mi historia, hasta ya creo que esas cosas pasaron xDDD

Historia de Amroth:

Amroth era un elfo sindar de Rivendel. Desde pequeño tenía dos pasiones, la música y las artes arcanas. Fue instruido por Gallind de Rivendel pero el interés que profesaba Amroth por la magia no estaba acorde a sus habilidades con ella.
Cada vez que daba un paso hacia adelante, daba la sensación de que retrocedía dos. Sin embargo el entusiasmo del elfo no desaparecía, parecía fortalecerse con cada fracaso.
Su mentor perdía la paciencia con facilidad ante los resultados de su pupilo. Tenía talento, el lo sabía, pero de algún modo no era capaz de canalizarlo adecuadamente, como agua escurriéndose entre sus dedos.
Se pasaba horas haciéndolo meditar, logrando que Amroth encontrara un balance entre su mente, su cuerpo y sus emociones. Sencillamente tenía demasiado fuego en su corazón y le faltaba una mente más fría que lo apaciguara.
-Eres como un humano -le recriminaba su mentor cuando estaba al borde de la ira- torpe, imprudente, estúpido e infantil. No te instruiré más!
Las lecciones terminaban con el maestro marchándose y el joven Amroth algo decaído, pero al día siguiente la historia se repetía. El mentor hacia su papel de profesor y Amroth lo imposible por satisfacerlo. Pero cada vez que daba un paso hacia adelante, retrocedía dos…
La hija de su mentor, Nessa, casi siempre asistía a las lecciones. Le observaba de lejos, escondida, y cuando Amroth era amonestado por Gallind, ella lloraba en silencio.
Cuando Amroth no estaba estudiando magia, entonces recorría los alrededores. Le gustaba pasear y encontrar lugares tranquilos donde poder meditar y hallar su equilibrio. Siempre se alejaba más de la cuenta. En su imprudencia no medía que tan lejos era seguro y su llama interior siempre le impulsaba a continuar un poco más allá. Terminó aprendiendo cada palmo de las cercanías de Rivendel y más allá. Cada nueva caminata le llevaba un par de metros más lejos hasta que un día, habiéndose alejado demasiado, se encontró con un explorador herido. Su nombre era Sether y vivía en Bree, pero las vueltas del destino habían hecho que fuese capturado por un grupo de bandidos que se disponían a venderlo como esclavo en las tierras del sur. Hace solo algunos días había logrado escapar aprovechando una gran borrachera que los bandidos habían tenido y sus pies descalzos y ensangrentados le habían llevado hasta donde Amroth le había encontrado inconsciente. Sin dudarlo dos veces le llevo a Rivendel donde fue sanado y sus heridas tratadas. Sether quedó eternamente agradecido y en el breve tiempo en que los elfos le permitieron quedarse desarrollo una gran amistad con Amroth.
Cuando finalmente le llego el tiempo a Sether de irse, este le dio en recordatorio el único objeto de valor que poseía: su anillo de compromiso sin valor, con un grabado que decía “por siempre”. La esposa de él le perdonaría por haberlo perdido de manera semejante.
Una vez que se marcho, Amroth no lo volvió a ver.
Paso el tiempo y sus entrenamientos fallidos continuaron. Amroth era conocido en Rivendel por su terquedad en insistir con la magia cuando para todos era evidente que el Destino no quería que la practicara.
Amroth había despertado muy alegre una mañana ya que después de mucho practicar estaba seguro que ese día conseguiría dominar esa magia destellante en la cual había estado progresando día a día.
Para este propósito se interno en los bosques cercanos a Rivendel. Cuando encontró un claro apropiado comenzó a entonar las palabras procurando que la pronunciación y los movimientos fueran los adecuados. Sentía la energía fluir de su entorno y como empezaba a moldearse y canalizarse en su cuerpo, pero de repente una presencia interrumpió su concentración.
Era Nessa, la hija de su mentor, que le miraba desde las ramas altas de un árbol cercano. Había empezado a entonar una melodía con una voz suave y dulce. Descendió con gracia del árbol, como si sus pies flotaran en el aire, sin hacer ningún ruido al tocar el piso. Amroth la había visto antes, por supuesto, pero algo era diferente. Quizás era el paisaje natural el que la favorecía o las mejillas sonrosadas o sus pies descalzos sobre la hierba llena de rocío mientras se acercaba a él o la encantadora voz con la que cantaba, pero hoy más que ningún otro día ella era hermosa. Le pareció que fuese la elfa más hermosa que hubiese visto jamás.
Ella se mostraba algo tímida pero ansiosa a la vez, como si quisiera decir algo que no lograba salir nunca de sus labios. Quedaron frente a frente, ella le miraba fijamente el rostro, los ojos. Luego desvió la mirada al piso y hubo un momento de un silencio.
- Quiero que ejecutes un hechizo para mí- rompió el silencio al fin- te he estado observando y sé que has progresado mucho. Quizás los demás no lo vean pero yo… desde hace tiempo que lo he sabido… por favor, ejecuta un hechizo para mi…
Amroth quedó perplejo un momento. Se sentía culpable, como si estuviese haciendo algo malo, pero no estaba seguro que. Sólo sabía que su maestro no debía verlos juntos.
- Shhh, no digas esas cosas a viva voz. No aquí…-
- Entonces si me mostraras algo benevolente Amroth?
Amroth pudo sentir como sus mejillas se acaloraban y la sangre se le subía a la cabeza, mientras un calor incomodo empezaba a subir por su cuerpo.
- Sígueme. Conozco un lugar- dijo el elfo, mientras tomaba la mano de la joven doncella sin estar muy seguro de lo que estaba haciendo.
Una vez en el bosque Amroth comienza a concentrarse en el hechizo pirotécnico que sabía. Sentía como la energía que rodeaba y estaba en todas las cosas se empezaba a canalizar en su cuerpo, pero su mente no podía apartar la idea de que los hermosos ojos de la elfa le estuvieran observando con admiración. Su corazón empezó a latir más deprisa y la energía acumulada dio un pequeño brinco en su interior, ya no estaba fluyendo sino que vibraba, cada vez más aprisa y mas violentamente. Sintió que la sensación agradable de calor que producía la energía en su cuerpo se empezaba a volver cada vez más insoportable. Sentía que se inmolaría a sí mismo si continuaba así. La energía finalmente no podía ser contenida más tiempo y empezó a intentar escapar y liberarse, volver a la naturaleza a la que pertenecía, recuperar su esencia, y encontró una vía a través de las manos del joven Amroth. El hizo lo posible por contenerla pero ya era demasiado tarde. Todo el proceso de concentración y canalización no había tomado más que unos momentos, pero ahora la magia fluía furiosa desde los dedos del elfo como rayos incandescentes que consumían todo a su paso.
Lo que vino a continuación para Amroth fue una eternidad. En su desesperado intento por controlar su magia había perdido toda noción de su alrededor y cuando vio la cara de horror de la elfa al recibir el rayo flamígero, Amroth se sintió desfallecer.
Ella lloraba y gritaba de desesperación mientras las llamas la engullían cual infierno. Amroth cayó de rodillas, derrotado ante su propia magia. Sus músculos estaban acalambrados debido al esfuerzo realizado y apenas podía moverse. Nesse se revolcaba en la hierba de manera desesperada. Amroth quería ponerse de pie, ir en su ayuda, pero su cuerpo no le respondía. Estaba sencillamente entumecido.
La elfa agonizaba. Las quemaduras habían sido demasiado graves y su cuerpo calcinado estaba irreconocible. Había perdido la mayor parte de su piel y la totalidad de su cabello. Los pocos trozos de ropa que estaban sin consumir se habían derretido y fusionado con la carne quemada. Amroth la tomó entre sus brazos y no pudo más que llorar. Al instante estaba rodeado de centinelas que sin titubear tomaron a ambos y los llevaron a Rivendel. Ella había sobrevivido apenas, pero Amroth no la volvió a ver pues Gallind se presentó ante él, Elrond de Rivendel le acompañaba. El Señor de Rivendel expulsó a Amroth.
- Vete a recorrer mundo, chiquillo. Aléjate de Nessa y de los que te rodean pues solo traes desgracia. Debería mandarte a matar por tus actos irresponsables, pero Gallind aquí me ha persuadido para que te perdone la vida. Es un elfo honorable y le debes mucho más que tu vida- sin decir mas, Elrond se retiró furioso.
- Maestro… yo… yo…- balbuceo las palabras el elfo. No se sentía capaz de mirarle a la cara. Su maestro le miró con ojos lagrimosos. Su pena inundó el corazón de Amroth y sintió que lo desgarraba por dentro. No pudo soportarlo más y sin mirar hacia atrás agarró sus cosas y se marchó.
Por un tiempo la vergüenza interna que cargo le obligaron a viajar errante. No practicaba su magia y se pasaba días y noches contemplando el cielo y el firmamento, preguntándose siempre en cómo pudieron haber sido las cosas. Cuando el peso que cargaba en su conciencia pudo ser soportable decidió acudir al único lugar donde podía esperar ser recibido. Habían pasado muchísimos años desde su encuentro son Sether, debía ser un anciano ahora, pero Amroth esperaba en el fondo de su ser encontrar algún fragmento de su pasado con el cual estar en paz, para poder vivir nuevamente su presente y quizás algún día encontrar su futuro…

*Pedazo de Obra Maestra, ta como pa´pelicula y no es chiste xDDD

_________________

Hace mucho servi a Helm, ahora solo sigo a mi espada al campo de batalla
http://maxmetal.elbruto.es
mi clan en elbruto.es
http://elbruto.es/team/23834


Última edición por Maxmetal el Vie Jun 19, 2009 10:29 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://clantodopoderoso.forosactivos.net/index.htm
Maxmetal
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 417
Edad : 29
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Re: Historia de Amroth   Lun Feb 09, 2009 10:21 pm

Aca les dejo una imagenes de Amroth y de Nessa, podria decirse que en el momento exacto cuando comenzaba el ensalmo del hechizo

_________________

Hace mucho servi a Helm, ahora solo sigo a mi espada al campo de batalla
http://maxmetal.elbruto.es
mi clan en elbruto.es
http://elbruto.es/team/23834
Volver arriba Ir abajo
http://clantodopoderoso.forosactivos.net/index.htm
Assasain
I
I


Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 08/04/2011

MensajeTema: Re: Historia de Amroth   Vie Abr 08, 2011 8:13 am

Hola, soy nuevo en este foro jeje, esa historia me encanto! felicitaciones a ti y Drow por tan grande historia, no es por copiarme pero tal vez la historia sobre mi personaje sea parecida al final, pero no sera del todo igual xD
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de Amroth   

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de Amroth
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CLAN D&D :: Historias de Bardos :: Bolso de Viaje-
Cambiar a: