ÍndiceÍndice  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 El Caballero y la Demonio

Ir abajo 
AutorMensaje
Drow
Admin II
Admin II
avatar

Cantidad de envíos : 430
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: El Caballero y la Demonio   Jue Feb 12, 2009 1:53 pm

Bueno, aqui dejo este breve relato de como Lujuria y Urgoth se conocieron. Cuando lo escribí lo pensé a modo de cuento y no incluí sus nombres. Ahora por pereza lo dejaré tal cual.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-¡Es un demonio! -exclamó uno de ellos, alzando los brazos para enfatizar sus palabras.

-¡Una bruja infernal! -añadió un anciano junto a la aprobación pública de los presentes.

-¡Ha afectado nuestras cosechas y aterroriza a nuestras esposas e hijos! –decía otro entremedio del grupo de aldeanos que se agolpaba alrededor del paladín que sólo estaba de paso por la pequeña aldea.

-Eres un servidor de Helm, protégenos, ayúdanos. Ten misericordia de estos honrados campesinos –exigían y suplicaban, mientras el paladín los intentaba hacer callar en vano para poder entender bien la situación. Después de un tiempo, los ánimos se fueron calmando y la gente se logró dar a comprender. Desde hace un tiempo un demonio azotaba a la aldea y utilizaba sus poderes infernales para aterrorizarlos. Las mujeres estaban temerosas por sus hijos y los hombres por sus cosechas. El paladín, hombre de honor y fe, se dispuso a ayudarlos y emprendió su viaje hacia donde supuestamente moraba la criatura.

Llegó hasta un viejo molino abandonado, solo le quedaba un asta y el costado de la estructura se había destruido y solo eran escombros de roca. El paladín sacó su espada y se acerco cautelosamente. No parecía haber ningún alma en las cercanías. Y cuando el viento dejo de soplar todo adquirió un incomodo aspecto estático. El paladín trago saliva y tenso los músculos que sostenían el arma y siguió avanzando mientras escudriñaba la zona.

-¿Que modales son esos? Venir y presentarse con un arma en la mano… ¿es que ya no quedan caballeros de verdad?– dijo la tiefling muy cómodamente sentada sobre una roca con las piernas cruzadas mientras jugaba distraída, y en cierto modo aburrida, con una lagartija cautiva cuya cola ya se había desprendido. El paladín se sintió sorprendido y se giró para encararla; la hoja de la espada apuntaba a la tiefling. Ella arrojó la lagartija, como un niño que se aburre de su juguete, la que se escabulló rápidamente entre los escombros de piedra. Se levantó de donde estaba y caminó algunos pasos hasta donde se encontraba el paladín en guardia.

La tiefling era hermosa y esbelta, con una armadura de cuero algo ajustada, con un talle ceñido al cuerpo que hacía resaltar su figura femenina. Sus pasos eran ligeros y cautivadores, recordaban a un felino. Al detenerse se cargo ligeramente sobre una pierna, llevando una mano a la cintura y con una sonrisa ambigua examinó al caballero de arriba a abajo. Sobre su cabeza, dos cuernos sobresalientes, signo de su legado demoniaco.

-Saludos, maese don señor caballero –saludó en tono burlón haciendo una reverencia sobreactuada y abusando sin sentido de los títulos de cortesía. El paladín no titubeó y dio un paso al frente, amenazante.

-¡He venido a liberar a la aldea de tu corrupta influencia, demonio!- exclamó bravamente el guerrero- ¡Ríndete ahora o no perdonaré tu vida!

-Muy bien, entonces conocerás mi ira, humano. Prepárate a sufrir en las llamas oscuras del infierno –respondió amenazante la tiefling. El caballero se dispuso a atacar, pero notó que en vez de defenderse la tiefling guardaba silencio, conteniéndose. Entonces estalló en carcajadas.

-Hahahahahaha… que gracioso ha sido eso. Debiste ver tu cara. Por un momento no pensé que me tomarías en serio, pero vaya si lo has hecho. Siento que voy a llorar de la risa. ¿De verdad crees que me jugaría la vida por el derecho a jugar un poco con esos campesinos supersticiosos? Ay, mi ingenuo paladín, hay cosas mejores para hacer… ¿verdad? –dijo pícaramente la tiefling con una sonrisa ambigua mientras le guiñaba un ojo. Luego añadió con resignación y encogiéndose de hombros -Además, ya me estaban aburriendo. No se requiere mucho para sacudirlos un poco de su rutina. Igual que las hormigas… igual que las hormigas… Así que me rindo, oh noble y gran caballero. Has vencido-.

El paladín quedó estupefacto. No esperaba una reacción así. No sabía si le estaban tomando el pelo o no. Detuvo su ataque pero no se confió como para guardar su arma, la que mantuvo apuntando hacia la tiefling.

-Que ternura… pero no, no, no, querido mío, si vas a hacerte el rudo conmigo debes hacerlo de la forma correcta –dijo en un tono pícaro e insinuador.

El paladín hizo a un lado las tentaciones de la hermosa mujer. No podría haber sido de otro modo: el estaba guiado por su código y ella solo estaba tonteando un rato con él. Luego de una divertida charla (para ella), donde el paladín expuso las palabras de los aldeanos y ella se rió y burló de lo infundadas que eran, al no ver amenaza alguna y considerar que las acusaciones de los aldeanos habían sido exageradas por el miedo y la ignorancia, el guerrero guardó su arma y se retiró por donde vino. La tiefling le quedó observando pensativa mientras se alejaba.

-Jujuju, juguete nuevo. Esto se pondrá divertido –sonrió y partió detrás del paladín.
Volver arriba Ir abajo
Maxmetal
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 417
Edad : 30
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Re: El Caballero y la Demonio   Jue Feb 12, 2009 3:09 pm

Jajajaja haber si me pongo manos a la obra para escribir la historia de Urgoth antes de este encuentro con esta Tiefling xDDD

_________________

Hace mucho servi a Helm, ahora solo sigo a mi espada al campo de batalla
http://maxmetal.elbruto.es
mi clan en elbruto.es
http://elbruto.es/team/23834
Volver arriba Ir abajo
http://clantodopoderoso.forosactivos.net/index.htm
Drow
Admin II
Admin II
avatar

Cantidad de envíos : 430
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Re: El Caballero y la Demonio   Jue Feb 12, 2009 4:39 pm

mas importante aun sería las razones de porque Urgoth viaja con ella, a lo mejor no tiene opcion y parte de la entretención de la tiefling sea atosigarlo con su presencia, quien sabe...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Caballero y la Demonio   

Volver arriba Ir abajo
 
El Caballero y la Demonio
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Report presentacion World Wake Nemesis
» Lanzamiento Duel Decks Caballeros Vs Dragones
» Venta de cartas.
» Skyrim
» Mu Uruguay Revolutions!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CLAN D&D :: Historias de Bardos :: Bolso de Viaje-
Cambiar a: